Apuntes sobre Coco Chanel… (Primera parte)

Por William Cruz Bermeo

Chanel era a su vez la promotora de sus propios diseños debido a que encarnaba el perfil de sus clientas. © Man Ray Trust, París.

No existe un personaje en la historia de la moda más rodeado de leyendas que Gabrielle Chanel, constantemente se le adjudica la invención de prendas y costumbres que aumentan el mito en torno a ella, pero cuando a Karl Lagerfeld se le preguntó qué había inventado Chanel, su respuesta no alabó precisamente originalidades como las prendas en tejido de punto, ni los vestiditos negros, ni las melenas cortas o la bisutería; por el contrario, aseguró que mezclar joyas con bisutería no fue idea de ella sino de su amiga Misia Sert, y que Chanel tampoco fue la primera en llevar el pelo corto —como comúnmente se dice―, pero que sí tomó varios elementos “para convertirlos en un ‘look’ que representaba la idea de la modernidad” y agregó que “se inventó a sí misma, y eso es lo grandioso”[1]. La respuesta devela el verdadero invento de Chanel: crear su propio mito, pues “lo que más impresiona de su vida… es el enigma que supo ser a ojos de todos los que se le acercaron”[2]; vivió presa de su propia leyenda, pero su imagen subsiste hasta el presente. Al mismo tiempo, las palabras de Lagerfeld están en sintonía con los hechos, ya que a la luz de la historia se constata que Jean Patou y Jeanne Lanvin también estaban creando un estilo deportivo y moderno; sin embargo, en términos publicitarios estos dos diseñadores parecían estar en desventaja frente a Chanel. Por un lado, a Patou siendo hombre le era menos fácil articularse en un oficio que empezaba a ser dominado por mujeres y según su biógrafo, no poseía tanto una visión estética particular sino una gran astucia comercial. Por su parte, Lanvin era una mujer mayor con un aspecto matriarcal que no le ayudaba a proyectar la imagen juvenil de la ropa que diseñaba; dicho de otro modo, no poseía un aire de modernidad comparable al de Chanel, mientras que Chanel sí lo tenía y esto le ayudaba a ser su propia impulsadora debido a que encajaba en el perfil de sus clientas y promocionaba sus diseños luciéndolos primero ella misma. Quizás estas ventajas, sumadas a la actitud poco convencional que poseía y a su comprensión de las necesidades de la mujer moderna, fueron las bases para que hoy la consideremos como la diseñadora más célebre y contribuyente a la moda femenina del siglo XX…  Leer más


[1] En Gabrielle Chanel, La permanence d’un Style. Dir. Gilles Nadeau, dur. 60 min. Francia, 2001. Prod: France 2/P.B. Productions.

[2] Charles-Roux, E. (2009) Descubriendo a Coco. Barcelona: Lumen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s